Vedado, Habana, Cuba Vedado, Havana, cuba Vedado, la habane, Cuba Vedado, havana kuba Vedado, Avana, Cuba

El Vedado... nombre extraño: Su origen se remonta a la época en que la zona de La Habana, comprendida entre el Torreón de San Lázaro y el río de La Chorrera, hoy Almendares, estaba poblada por un soberbio bosque lleno de caobas, ácanas, robles y cedros, que cerraban el paso a los ataques de corsarios y piratas.

Por aquella contingencia, relacionada con la defensa de la Villa, el gobierno colonial declaró el lugar como territorio vedado para las construcciones. El bosque NO se podía ni tocar, y como los sitios comenzaban a nombrarse, fue llamado por la gente El Vedado, hasta el sol de hoy.

Para mil ochocientos setenta, cuando el crecimiento de la ciudad reclamaba aquellos terrenos, la antigua prohibición constructiva no tenía mucho sentido. Comenzaron a fabricarse casonas de madera de un claro estilo importado directamente desde Nueva Orleans, Estados Unidos.

A principios del siglo XX surgieron las viviendas fastuosas que acentuaron la exclusividad del reparto con su sugestivo nombre de El Vedado. Muchos aún creen que el nombre refería las características de un barrio donde crecían los palacetes de los ricos en los inicios de la República. Las primeras calles urbanizadas fueron al parecer Calzada y Diecisiete. La costumbre de nombrar las calles con números y letras se impuso como una reacción norteamericanizante. Las mansiones del capitalino Vedado se expandieron sobre todo por la zona baja, y quedó sólo cubierta de cavernas la parte más alta, donde en la actualidad se encuentra la calle 23.

El Vedado está ubicado sobre una larga colina o una pequeña meseta. Desde la década del treinta y durante la Segunda Guerra Mundial, la aristocracia comenzó a emigrar más al oeste, a la margen izquierda del río Almendares, y se formaron así nuevos núcleos poblacionales de moda.

El Vedado vino a menos, pero NO por mucho tiempo porque en la década del cincuenta se convertiría en la zona más moderna de la capital cubana, donde se levantaron los edificios más altos y se construyeron los fabulosos hoteles. Ya entonces El Vedado reclamó su derecho de ser el corazón de La Habana.

El Vedado actual, cosmopolita por excelencia contrasta con la atmósfera colonial de la Habana Vieja, muy pegado al mar recibe de este toda su luz y magia y en él se pueden encontrar grandes villas de principio del siglo XX mezclados con la arquitectura de los años 50 y el período revolucionario.

La calle 23 arteria principal del vedado acaba en una zona que por su concepción se denomina la Rampa que constituye propiamente el down town de la ciudad terminando exactamente en el mar desde donde se disfruta una vista esplendorosa de todo el Malecón habanero hasta el Castillo del morro. La diversidad de centros culturales, restaurantes, agencias de turismo y Hoteles dan una especial atmósfera que atrapa a sus habitantes y visitantes.

Entre otra de las atracciones que se disfrutan en esta parte del Vedado está la vieja costumbre de hacer interminables colas en la Heladería Coppelia punto de encuentro de viejos y nuevos amigos justamente frente al cine Yara y al hotel Habana Libre cuya fachada nos muestra un interesante fresco pintado por la prestigiosa pintora cubana Amelia Peláez.

Otra de las grandes atracciones del vedado lo constituyen las actuaciones de que podrá disfrutar en el Teatro Amadeo Roldan, la más importante sala de conciertos de Cuba y de las representaciones casi habituales del conjunto de Danza Nacional en el Teatro Mella, donde también se presentan otras compañías danzarias y otros espectáculos no menos interesantes y el Teatro Nacional, un complejo de salas para cualquier tipo de representaciones.

Además de estos centros culturales hay muchos otras pequeñas salas de teatro donde se podrá disfrutar de las últimas creaciones de las muchas compañías de teatro de la habana y otras provincias tanto como de compañías extranjeras que con frecuencia visitan el país.

El distrito del Vedado tiene también prestigiosos museos como lo son el Museo de artes decorativas, el Museo de la Danza, el Museo Napoleónico, así como importantes galerías y centros culturales como La Casa de las Américas, Casa de la UNEAC, La Universidad de La Habana, Galería Habana y la Casa de la Cultura de Plaza cede tradicional cada 2 años del Festival Internacional de Jazz-Plaza. Aunque parecería extraño, el Cementerio de Colon constituye una muestra de incalculable valor estético, cultural y artístico de cuba, donde a través de largas avenidas se puede disfrutar de esculturas y monumentos de grandes dimensiones y mausoleos que demuestran las habilidades de los artesanos locales y el buen gusto por la arquitectura de la ciudad.

Para el entretenimiento más ligero existen muchísimas opciones, pero vale destacar por su concepción y ambiente las que nos brindan el Jazz Café, La Zorra y el Cuervo, El Gato Tuerto, El Cocodrilo, El Café Cantante, El Habana Café, La Discoteca Turquino en el Hotel Habana Libre, El Pico Blanco, el Cabaret Las Vegas, El Salón Rojo del Capri, La Casa de la Amistad” y la agradable estancia en la terraza del Hotel Nacional, donde además de una espectacular vista del Malecón se puede disfrutar en las noches de amenas interpretaciones de diferentes conjuntos sin hablar del cabaret “Parisien” con una concepción al estilo de “Tropicana” pero algo más económica y la sala de conciertos del “Buenavista Social Club” situadas en este mismo hotel.

Los Restaurantes, suelen ser también un gran atractivo del Vedado entre los que vale la pena resaltar el “1830” entre otros que fuera y dentro de los hoteles se esparcen por todas las calles.

El vedado se distingue además por espaciosas calles y Avenidas donde se hallan localizadas un sin número de oficinas locales y extranjeras, agencias de viaje, agencias de aviación, algunas embajadas y algunos centros comerciales y mercados de artesanías. Además de la calle 23 son de destacar la calle Paseo, al final de la cual se halla localizada la Plaza de la Revolución, la Avenida de los Presidentes, la calle Línea y por supuesto el Malecón que tiene su principio o final justamente donde el Río Almendares separa esta interesante área de su vecina Miramar; aquí el Malecón, el lugar más apreciado por los Habaneros para sus caminatas y paseos es visitado diariamente por trovadores, vendedores de flores, pescadores, niños que juegan y jineteros que buscan, parejas de jóvenes o viejos, o amigos que concertan una cita para disfrutar cerca del mar cómo el sol se pierde en el agua tras el horizonte y toman ventaja del evento que le sucede a la disminución progresiva de la luz para disfrutar de momentos de privacidad y complicidad; sentados en el muro dan a la Capital lo mejor de sus esperanzas, sueños y lo más importante su amistosa sonrisa.

All rights reserved worldwide ® Casa Antigua, Vedado, Havana, Cuba
Datos historicos del Vedado en La habana, Cuba. Datos historicos del Vedado en La habana, Cuba. Datos historicos del Vedado en La habana, Cuba.